financiado o al contado 3

Financiar el coche o pagar al contado ¿cuál es la mejor opción?

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

La pregunta que muchos se hacen antes de comprarse un coche: financiar el coche o pagar al contado ¿qué sale más caro?

Son muchas las ofertas que sacan las marcas de coches en las que se ofrece un modelo determinado por un precio considerable, pero casi siempre están sujetos a financiación con la marca. ¿Realmente interesa? ¿Es más barato financiar o comprar al contado el coche?

Resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos a decidir la mejor forma de adquirir un coche. ¡Sigue leyendo!

¿Estás pensando en comprar un coche nuevo?

tic conduce la experiencia

Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) la respuesta es bastante clara: es mucho más rentable comprar al contado. Según su estudio, a pesar del descuento que te ofrece la compañía, al aplicar posteriormente los intereses, comisiones y el coste de los servicios adicionales vinculados al coste final del vehículo, siempre va a ser mayor que pagarlo al contado.

Sigue leyendo este post y podrás comprobar por tí mismo cuál es la mejor opción de adquisición.

¿Financiación o pagar al contado?

tic conduce la experiencia

Es posible que aún te salten las dudas y no tengas claro alguno de estos dos conceptos: ¿coche al contado o financiado?

Si optas por la financiación, debes saber que hay dos opciones. La primera de ellas es dirigirte a tu entidad bancaria o a otro banco y pedir un préstamo para gastarlo en tu nuevo vehículo. Por el contrario, puedes optar por la financiación a través de la marca automovilística o del concesionario en sí. Pero, ¿por cuál opción me decanto?

Como puedes comprobar, los concesionarios y las marcas de coches ofrecen descuentos en el PVP al comprar un coche nuevo a través de la financiación. Sin embargo, solo sucede si lo haces con su financiera, no si has optado por conseguirlo a través de un préstamo de tu entidad bancaria.

Fíjate bien en el tipo de descuento que te ofrecen, siempre es mejor comprobarlo un par de veces a decidirse por él con los ojos cerrados.

El siguiente paso es revisar los intereses. Lo habitual es que el banco te ofrezca unos intereses de entorno el 5% ó 7% del interés nominal, aunque también puede haber comisiones de apertura. Debemos tener muy en cuenta las vinculaciones que se nos exigen en estos casos. No obstante, si quieres comprobar el producto financiero de tu entidad bancaria y el de la compañía del vehículo, lo idóneo es fijarse en el TAE.

Valora la mejor opción

tic conduce la experiencia

Aunque a priori, pagar al contado, parezca ser la opción más barata y que nos permita ahorrar costes, no siempre es así. Lo mejor que podemos hacer es acudir al concesionario y comparar con otros de la zona.

Te recomendamos pedir un presupuesto de financiación con la financiera del concesionario, opción más económica que si lo haces con tu banco. Aunque, siempre puedes pedir a tu entidad bancaria una simulación de préstamo con el PVP del concesionario, así puedes tener más datos entre los que comparar.

Una vez hayas comparado, calcula las cuotas de los meses en los que vayas a pagar, el coste final que vas a tener que asumir finalmente, en comparación con el precio final si decides pagarlo al contado.

En cualquier caso, lo mejor es comparar e investigar. Aunque nos hagan préstamos genéricos, siempre hay que negociar en parte, puesto que los concesionarios y sus comerciales se mueven con ciertos márgenes en los que pueden reducir o aumentar el precio de compra.

Ahora que ya conoces más sobre estos dos conceptos ‘financiación o pagar al contado’, es hora de que elijas tu modelo favorito.

Si te ha gustado nuestro post, no te pierdas los demás artículos con noticias sobre el sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No te lo pierdas

Artículos relacionados